a VIRTUAL RACING 05/12/2011 La estrategia
Simuladores Realistas de Autos de Carrera

Las máquinas son arrendadas por cerca de 10 minutos, tiempo en el que el usuario puede experimentar una competencia de Fórmula 3 o Fórmula 1.

Una fusión entre la simulación y la experiencia motor es lo que ofrece Virtual Racing, empresa que abrió en 2009 de la mano del chileno Francisco Iglesias y del belga Christophe Henry.
El simulador –que está compuesto por una butaca de carreras, volante, pedal y audífonos con el sonido del motor– es arrendado por ocho o 12 minutos, tiempo en el que el usuario puede experimentar de forma realista una competencia de Fórmula 3 e incluso una de Fórmula 1.
“Una de nuestras principales dificultades es hacer entender a la gente que esto no son juegos, sino que simuladores de carrera. Tenemos muchos padres que traen a sus hijos porque piensan que es una entretención para niños, pero siempre es el adulto el que no quiere bajarse”, enfatiza el belga, quien dirige la compañía.
En una primera etapa, los socios invirtieron $30 millones para crear el concepto y abrir un local en Mall Sport. A esto, se le suman otros $100 millones destinados a abrir dos operaciones en Mall Plaza Norte y Mall Plaza Sur, además de elaborar una estructura para llevar las máquinas a los eventos que hacen en empresas y ferias.
Henry cuenta que los planes de la compañía son ampliarse a otros mall del país y construir un centro de simulación móvil arriba de un camión, el que recorrería Chile con el apoyo de alguna marca.